Bonetto no pudo completar el Dakar

RIO GRANDE.- El representante del YPF Elaion Moto Rally, Lucas Bonetto, venía cumpliendo una gran actuación con resultados parciales dentro del Top 5 cuando el medio mecánico lo permitía y haciendo frente a los innumerables problemas que no lo dejaron afianzarse en la general. Sin embargo el Honda dijo basta obligándolo a desertar la competencia.bone final

Tal como veníamos haciendo referencia en envíos anteriores, los problemas mecánicos no tenían pensado alejarse del fueguino Lucas Bonetto, representante del YPF Elaion Moto Rally, en esta 38va edición del rally-raid más duro del planeta. Esa hipótesis, lamentablemente, se terminó de confirmar con el abandono del fueguino en la Etapa 11 que unía La Rioja con San Juan.
Pero empezando cronológicamente, un día antes, Bonetto había vuelto a dejar en claro toda su categoría, metiéndose 5º en el parcial que unió Belén con La Rioja por las dunas de Fiambalá, peleando casi todo el tramo el podio, pero sufriendo por las fallas eléctricas que lo hacían perder mucho cuando el TRX700 se paraba.

Para colmo, en el enlace rumbo al bivouac, se paró definitivamente y no quiso arrancar más, obligándolo a llegar a la asistencia tirado por su compañero de equipo, Daniel Domaszewski.
“Cambiamos todo lo eléctrico a nuevo, pistón y cilindro, por lo que no sabíamos que más podía ser, pero en el enlace al comienzo de la Etapa 11 volvió a fallar. Aprovechando que se demoró la largada intentamos solucionarlo y mejoró. Largué hasta que en el km 50 volvió a suceder lo mismo. Perdía potencia pero seguía, cada vez más hasta que apenas alcanzaba a regular. A pesar de dejarlo enfriar y todo ya no me permitía andar, sólo regulaba”, comenzó diciendo el tricampeón argentino de Cross Country.

Y agregó: “Llegué al km 130 después de tres horas, un río arenoso donde ya habían pasado los camiones y no podía hacer tres metros sin que se apague. Me quedé a la espera de Daniel pero nunca llegó ya que a él se le había quemado la instalación eléctrica. Ese fue el final”.

Con el dolor que significa tener que dejar la carrera más dura del mundo, con el tiempo de preparación y esfuerzo que eso conlleva, el ushuaiense podrá recordar aquellos momentos donde el medio mecánico estuvo a la altura, entregándole la victoria -segunda en el historial personal- en la Etapa 7, el 3º de la Etapa 3, el 4º de la Etapa 8 y los dos 5º del Prólogo y la Etapa 10.

“Fue un Dakar que arrancó mal, pero en el cual dimos todo lo que teníamos a nuestro alcance para terminarlo. No quiso ser y ya habrá revancha”, enfatizó.

Antes de concluir dándoles las gracias “a todos por el apoyo, preocupación y aliento incondicional, cimiento clave que da fuerza para seguir cuando el cansancio y el autoestima no son los mejores. Asimismo a mi compañero de equipo, Daniel, por el sostén a lo largo de la carrera y al equipo YPF Elaion Moto Rally junto a los sponsors, ya que sin ellos nada de esto hubiera sido posible”.
No queda otra que empezar a planificar la temporada en el continente y avizorar el Dakar 2017, para ir en busca de la revancha porque, si algo lindo tiene el deporte, es la posibilidad de afrontar los desafíos una y otra vez para superarlos definitivamente. El potencial sigue intacto.

LUCAS BONETTO y EQUIPO AGRADECEN a sus sponsors: YPF Elaion Moto, Mercedes Benz Tierra del Fuego, LS2 Helmets, Travelers Van, MD Calcos, Turismo Ushuaia y Orbital. Asimismo a toda la gente de Tierra del Fuego, familia y amigos que apoyan de manera incondicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido de www.fairplayrg.com.ar!!