Progreso es finalista

RIO GRANDE.- Tanto el sábado como el domingo los Playoffs de la Primera B se robaron la atención de todos y los cuatros elencos que definieron la misma regaron la cancha del Jorge Muriel con tres juegos de altísimo nivel, lo que hace vislumbrar una máxima divisional cada vez más competitiva.

Progreso fue el ganador de la segunda fase, el día sábado despachó a Ritual FC por 6 a 4, y el domingo por la noche derrotó en la final a Victoria por 10 a 8 y, de esta manera, se metió en la gran Final del certamen Apertura donde lo espera Escuela Argentina, equipo que clasificó directamente al ganar la primera parte del campeonato, juego que se desarrollará el jueves venidero (ver aparte).

El sábado arrancó el Playoffs justamente con Progreso y Ritual FC y no pudo ser mejor el inicio ya que a lo largo de los primeros diez minutos el partido tuvo una intensidad formidable, de ida y vuelta y con la participación especial de los arqueros, sobre todo la de Fabián Oyarzún, la nueva adquisición que sumó el exequipo radial.

Y en ese ida y vuelta, el que pegó primero fue Ritual y fue después de una mlaba salida de contra del rival que no tomó una buena decisión en el pase final y Lucas Coronel comandó el avance tres jugadores contra un solo rival, y en vez de descargar a uno de sus costados le dio duro al arco y la puso junto a un palo cuando se jugaban 8 minutos.

Pero Progreso no tardó demasiado en igualar las acciones y fue gracias a Matías Godoy quien recibió solo por el medio, se abrió hacia su derecha y cruzó el remate esquinado para igualar el match cuando promediaba la primera etapa.

La última parte del periodo inicial fue más el Rojo pero no encontró el gol, hasta que a 27 segundos del cierre, una combinación padre e hijo le permitió festejar a Progreso. El Negrito Godoy salió en paralela buscando a su hijo y Matías tras recibir solo por la banda le apuntó al primer palo para decretar el 2 a 1 con el cual se fueron al descanso.

El inicio del segundo tiempo fue nuevamente parejo hasta que a los 5 minutos Progreso estiró las diferencias; a la salida de un tiro libre tras grosera falta (pareció penal) y en la cual vio la segunda amarilla Emmanuel Oyarzún, Juan Ruiz estableció el 3 a 1 y esta ventaja le permitió dominar a su oponente quien en su peor momento, reaccionó con dos golazos.

A los 10, otra vez Coronel se escapó por la izquierda y marcó el descuento, y un minuto más tarde, un verdadero golazo al ángulo de Jony Delgado colocó el 3 a 3 impensado hasta ese momento porque el Rojo había sido más en el juego colectivo.

No se sabía cómo podía reaccionar Progreso, sobre todo porque está repleto de pibes en su plantel, pero fue el momento en el que tenían que aparecer los mayores, los encargado de apuntalar a los chicos, y fue el capitán Ramiro Paredes quien encontró una pelota suelta en el medio campo, la adelantó un poco y sacó un terrible sablazo que se clavó en el ángulo, un verdadero golazo.

A partir de allí todo se le facilitó, encontró los espacios que Ritual le regaló en su afán por ir a buscar el descuento y Juan Ruiz primero de contra y Franco Toledo de tiro libre sin barrera establecieron el 6 a 3, mientras que ya sobre el cierre mismo del partido, descontó Marcos Pérez.

Victoria, sin sobrarle nada

A segunda hora jugaron Victoria e Intevu FC, cotejo donde los dos se repartieron el dominio de las acciones aunque a diferencia de lo sucedió en el cotejo anterior, la primera etapa fue muy cansina, el Azulgrana esperando en su cancha con su típico rombo defensivo, y el adversario manteniendo el control de la pelota pero a paso lento, sin darle velocidad al juego, algo que a la postre favoreció al corto elenco de Victoria que no tiene tantos cambios de calidad.

El primero en festejar fue Victoria a partir de un gol de su capitán Cristian Alvarez quien pegó de media distancia y sorprendió a Facu Pérez, pero de inmediato contestó Intevu con la igualdad de Sergio González y con otro tanto de Arturo Miranda para pasar al frente en el marcador.

Pero una falla en salida del experimentado Cote Mansilla le permitió al rival llegar a la igualdad y luego ampliar las cifras con dos goles más, uno de ellos golazo de Kaaru Ulloa.

Y cuando parecía que el primer tiempo se lo llevara el Azulgrana, aparecieron Arturo Miranda y Leandro López para igualar las acciones.

El segundo tiempo tuvo mayor dinámica, arrancó mejor Intevu y con un gol de Eduardo Cabral se fueron arriba en el marcador, pero no lo pudo sostener y entre el minuto 14 y 16, dos apariciones de Braian Cárcamo, ausente hasta ese momento, puso arriba a Victoria 6 a 5.

Y en un partido muy parejo, el cotejo se quebró por culpa de una mala decisión de los árbitros; de un córner no cobrado a favor de Intevu, vino un nuevo gol de Alvarez y allí se termino el juego para Intevu, sus jugadores se “sacaron”, quedaron muy nerviosos, y de una salida de contra del rival, se quedaron con dos hombres menos porque pegaron patadas de atrás y allí se le allanó el camino a Victoria.

Progreso pegó justo

La final fue a estadio lleno, si el sábado mucha gente, el domingo reventó y bajo ese marco la primera etapa del Rojo fue casi perfecta, borró al rival de la cancha quien mostró su peor versión en el año, y con una gran actuaciones de los juveniles, sobre todo de Nico Ruiz, Progreso se fue al descanso ganando 6 a 1.

El segundo tiempo fue otra cosa pese a que arrancó marcando otra vez Progreso, y el repunte Azulgrana se dio con gente del banco, los siempre titulares esperaron sentados y los relevos levantaron el juego y cuando mejor estaban jugando, ya con los mejores en la cancha, y de estar 4-7 llegó otra jugada polémica que le cortó su buen momento, ya que hasta ahí, Progreso había perdido las marcas y veía pasar la pelotita de aquí para allá.

Victoria logró en ataque superioridad número y cuando se iban tres contra dos, una patada de un defensor, que no cortó la jugada y terminó en gol, sí fue parada antes por un pitazo apresurado de Héctor Azúa que impidió un gol legítimo, y como si esto fuera poco, en la jugada siguiente, Nico Ruiz fue a trabajar una salida del arquero con la suerte que al trabajar, el balón se metió en el arco para decretar el 8-4 en vez del 5-7.

De allí al final manejó bien las acciones el Rojo, con un inspirado Ruiz que las hizo todas, marcando tres goles y asistiendo en otras tantas oportunidades para depositar a su equipo en la final del Apertura.

Progreso 6 – 4 Ritual FC

Progreso: Matías Godoy (2), Juan Ruiz (2), Ramiro Paredes y Franco Toledo.
Ritual FC: Lucas Coronel (2), Marcos Pérez y Jonathan Delgado.
Arbitros: Omar Riquelme y Héctor Azúa.
Incidencias: Expulsado Emanuel Oyarzún en Ritual FC.

Victoria 8 – 6 Intevu FC

Victoria: Cristian Alvarez (3), Braian Cárcamo (2), Nicolás Alzaga (2) y Jorge Ulloa.
Intevu FC: Arturo Miranda (2), Gerardo Ullúa, Eduardo Cabral, Gerardo González y Leandro López.
Arbitros: Omar Riquelme y Alberto Miller.
Incidencias: Expulsados Facundo Pérez, Gerardo Ullua y Leandro López, todos en Intevu FC.

Progreso 10 – 8 Victoria

Progreso: Nicolás Ruiz (3), Ramiro Paredes (2), José Paredes (2), José Da Silva, Juan Ruiz y Héctor Godoy.
Victoria: Nicolás Alzaga (3), Aaron Camino (3), Braian Cárcamo y Jorge Ulloa.
Arbitros: Roberto Montelongo y Héctor Azúa.
Incidencias: No se registraron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido de www.fairplayrg.com.ar!!